lunes, 5 de octubre de 2020

La importancia de una buena corrección antes de publicar

Muchas veces llegan a mis manos obras ya publicadas de autores o autoras de los que no he leído nada y cuya  trayectoria desconozco, pidiéndome una opinión. Nada más abrir el libro por la primera página sabes si estás ante un autor que lleva tiempo escribiendo, que tiene cierta soltura y ha cuidado la expresión o, por el contrario, si el autor -independientemente de sí es o no un autor novel- ha descuidado por completo la técnica, quizás imbuido por el espíritu creador que le ha hecho abandonar todo análisis sobre su obra. Y es una pena. Una auténtica pena, tanto para el autor o autora como para los posibles lectores.

Con el auge de la auto-publicación y consecuente declive de las editoriales, la calidad de lo que se publica se sacrifica muchas veces en aras de buscar "el minuto de gloria" o bien acceder a un público no demasiado exigente en cuánto a redacción se refiere. Y aquí es donde entramos de lleno en la tarea de la corrección de textos, porque por mucho que tengas un público consolidado y, precisamente por tenerlo, la corrección no debe descuidarse, porque puede marcar la diferencia entre una novela "aceptable" o una "buena novela".

¿De veras piensas que tu novela no necesita un informe de lectura o, al menos, una segunda opinión que no sea la de tu familia o amigos?
¿Has pasado el corrector de word o bien algún otro sin darte cuenta de que el corrector detecta errores ortográficos pero no de expresión o de contenido?
¿Has contado las veces que repites el verbo haber? ¿Puedes decir que en tu novela no hay una sobreabundancia de gerundios, queísmos, adverbios acabados en mente, rimas o discordancias verbales?

También puede darse el caso de que tu redacción sea limpia y eficaz, tu expresión correcta y tu ortografía sin faltas pero la trama falle. Y esto es una pena aún más grande que la anterior, pues has invertido una cantidad considerable de tiempo y esfuerzo en escribir tu novela y, quizá prisionero de tu propia historia, no has sabido ver que esa trama que tan bien visualizabas en tu mente carece de fundamento porque no has sabido cimentar bien los capítulos anteriores para que la estructura se sostenga.

Y es que escribir una novela se parece, valga el símil, a construir una casa. A este respecto, los capítulos vienen siendo las habitaciones, estancias completas en sí mismas para pasar un tiempo pero que dependen, en su supervivencia, del resto de la estructura que conforma la casa y en la que todos los espacios son igualmente necesarios: desde el vestíbulo que nos abre la entrada a la trama hasta el baño con su desagüe, por el que deben irse las frases innecesarias, los rodeos, las expresiones grandilocuentes que entorpecen la lectura sin aportar nada a cambio. Y, siguiendo con el símil de la casa, no hay que desestimar los balcones o las ventanas, pequeños regalos a nuestra vista y que vendrían a ser las sub-tramas, los distintos personajes que van apareciendo en la obra para darle vida. 

Imaginemos que ya tenemos no solo la estructura correcta de la casa sino también  el acabado de cada cuarto, pero olvidamos quitar esos accesorios que sobran o bien añadir los últimos toques de decoración, y decidimos pasar al siguiente paso: el de la publicación. Si optamos por publicar una novela sin prestar atención a los detalles corremos el riesgo de que nuestro acto se parezca a una casa, quizá bastante bien construida, pero que carece de elementos no solo embellecedores sino que cumplen una función. Elementos considerados accesorios en una vivienda como pueden ser las cortinas en las ventanas, pero que de faltar harán que se  nos muestre una realidad sin cubrir, una realidad no velada, que puede distinguirse a simple vista, descubriéndonos la desnudez de unos personajes, a los que vemos ir de habitación en habitación en paños menores, por así decirlo, negándonos por tanto toda intriga sobre su persona e intenciones. Dicho en otras palabras: estaremos ofreciendo al lector una novela ya destripada, que no guarda ningún misterio por descubrir. Y cuando estamos hablando de cuidar la decoración y poner cortinas en las ventanas, también estamos hablando de esos armarios sin puertas o picaportes, esas camas con el somier al aire, o esas estanterías vacías que no ofrecen ninguna información sobre las personas,  personajes en este caso, que pueblan la vivienda, quiero decir la novela.


Pues esto es lo que pasa cuando por prestar atención a una de las partes perdemos la atención sobre el resto, porque para que una novela sea buena no solo hemos de tener una redacción cuidada y excelsa, sino una trama que se sostenga y haga saber que nos hemos esmerado en su estructura y sabido templar el ritmo desde el inicio hasta la última página, de modo que cuando nuestros invitados, los lectores,  cierren la puerta de esta singular casa que es el libro, la palabra "Fin" se escriba por sí sola.


Manuela Vicente Fernández ©







sábado, 5 de septiembre de 2020

El fluir de la conciencia a la hora de escribir

 Grupo Bastón de Oro » La escritura terapéutica


A la hora de escribir, ya sea un cuento o una novela, llega un momento en la historia que narramos en el que necesitamos reflejar lo que pasa por la mente  del personaje: sus reacciones más primarias, aquello que le atormenta, sus pesadillas, o deseos más inconfesables. Necesitamos entrar en su entramado neuronal y sentimental y trazar un circuito que le resulte familiar al lector o, cuando menos, verídico.

Al intentar reflejar el fluir de la conciencia de un personaje  corremos el riesgo de que no se nos entienda; de mezclar lo que realmente pasa por la mente del personaje con nuestra interpretación de lo que sucede. Si hay algo que me molesta como lectora, y estoy segura de que a más de un lector con hábito de lectura le molestará también, es que el autor o autora me ofrezca la escena masticada. Hacerlo de esa forma sería como ver una película en la que el director hace un aparte para explicarnos lo que sucede, cargándose con ello nuestro interés en la secuencia que vemos. Para que esto no nos suceda debemos "entrar" en el personaje, visualizar la escena a la que nos enfrentamos desde dentro, como si fuésemos actores que se meten en la piel del personaje.

Y si os estáis preguntando a qué viene este símil del cine con la escritura os diré que está muy relacionado, porque en la era de la cultura rápida, en la que para atrapar al lector hay que, literalmente, acaparar su atención en el primer párrafo, la literatura no se salva de lo inmediato.

No puedes narrar una vertiginosa persecución del mismo modo que narrarías la descripción de un paisaje. Los elementos lingüísticos  que utilices en el primer caso estarán al servicio de acentuar el ritmo, agilizar la escena y poner la tensión suficiente en el lector para que esté no no se mueva de su asiento (y su lectura) hasta pasar página. Lo mismo sucede si estás narrando un sueño: Las incoherencias, escenas superpuestas, o  entrelazadas en la realidad del durmiente, no serán casuales, sino que se abrirán camino entre la confusión onírica del personaje y la trama subyacente hacia donde quieres conducirle.

Y, como en literatura siempre es mejor mostrar que explicar, para representar el flujo de conciencia al que hago referencia he recurrido a uno de los grandes maestros del cuento. 

Nadie mejor que Córtazar para ejemplarizar con su cuento 'El río' ese flujo de conciencia.


Procedencia de la foto: elbuenlibrero.com
Fuente de la foto: elbuenlibrero.com


Leer EL RÍO de Córtazar


lunes, 25 de noviembre de 2019

Sobre mí


Escribo desde que aprendí a coger el lápiz e hilvanar letras en una frase. Los cuentos infantiles fueron la puerta al mundo de la imaginación y, a partir de ahí, comencé  a escribir (sobre todo poesía) y a guardar todos mis escritos en un cajón hasta que en el año 2012 descubrí un blog de relatos con dos concursos mensuales on line y retomé el ejercicio de la narrativa, animándome a participar. Para mi sorpresa obtuve menciones y premios, quedando ganadora o finalista hasta en seis de las convocatorias del blog durante el año que participé. Con ese incentivo continué escribiendo y publicando, adentrándome al mismo tiempo en el inmenso y creativo campo de la microliteratura.

Durante este tiempo he obtenido diversos premios en concursos literarios, participado en algunos proyectos divulgadores de la literatura en español, como el proyecto Sherezade (publicación on line que surge en la universidad de Manitoba -Canadá- que reúne cuentos de habla hispana de todo el mundo); he participado y publicado en libros colectivos  y revistas como: Valencia Escribe (revista del movimiento cultural del mismo nombre, que parte de Valencia hacia el mundo y del cual formo parte), El Callejón de las Once Esquinas (Zaragoza) Revista Extrañas Noches-Literatura Visceral, así como en blogs de literatura como Piedra Y NidoCita en la Glorieta, La poesía alcanza para todos,   Literatura 5.0, Esta Noche Te Cuento, etc... 

He escrito artículos-reseñas en el diario digital El humanista y en lengua gallega he publicado relatos y microrrelatos en el periódico La Voz de Galicia (Sección Relatos de Verán) y la revista Luzes dirigida por el escritor Manuel Rivas.

He dirigido y mantengo activo en la actualidad el blog-taller de Escritura Creativa Nosotras, que escribimos que trata de dar voz a autoras españolas contemporáneas y del panorama actual (tanto noveles como consolidadas), publico en mi bitácora personal Las cosas que escribo así como este blog y escribo reseñas literarias para la revista Revista MoonMagazine







jueves, 24 de enero de 2019

Acerca del leísmo y uso del pronombre "le"

Sigue siendo bastante habitual ver errores lingüísticos con el uso de este pronombre.  De hecho suele usarse "le" indistintamente para femenino como para masculino confundiéndolo con el género neutro "lo". No obstante el uso y características de este pronombre están bien definidos y la R.A.E lo recoge de esta forma:

Leísmo, laísmo, loísmo y uso de los pronombres ·"le" "la" "lo"

miércoles, 23 de mayo de 2018

POLITICA DE PRIVACIDAD (RGPD)


¡Hola, amigos/as!

Soy Manoli VF, administradora del blog Pulsiones Literarias

Con la implantación de la RGPD (la nueva política de protección de datos que se implementará el 25 de Mayo), debos especificar a los seguidores de mi blog los datos que recopilo, cómo los utilizo y las medidas que voy a tomar para que se garanticen vuestros derechos de privacidad tal y como pide la nueva ley.

Antes que nada, debo deciros que este blog se corresponde con una plantilla gratuita de Blogger, por lo que el uso de datos de los visitantes y usuarios de la plataforma se especifican en la política de Google (si pincháis el enlace para mayor información, lo veréis).

¿Qué datos tengo de vosotros?
Salvo vuestros nombres y apellidos (o nick de usuario en su defecto) cuando dáis al botón de seguidores del blog y vuestro correo electrónico (sólo en el caso de que os suscribáis vía e-mail), no tengo acceso a más datos. Quien sí almacena los datos es Google a través de Blogger, por lo que os pondé al final de la entrada un copia-pega de su política de privacidad para que estéis al tanto.

¿Qué voy a hacer con ellos?
Absolutamente nada fraudulento.
Si os habéis suscrito por correo electrónico recibiréis un mensaje cada vez que publique nuevo contenido en mi blog para que podáis estar al tanto y nada más.

Mientras en Blogger habilitan de alguna manera un botón para que podáis clicar cediendo el consentimiento de vuestros datos, cerraré comentarios y suscripciones. En cuanto me sea posible, lo rehabilitaré para que podáis volver a hacerlo.



POLÍTICA DE PRIVACIDAD SEGÚN SAN GOOGLE
Existen muchas formas diferentes de utilizar nuestros servicios para buscar y compartir información, ponerte en contacto con otros usuarios o crear contenido nuevo. Cuando compartes información con nosotros, por ejemplo, al crear una cuenta de Google, podemos mejorar esos servicios para mostrarte anuncios y resultados de búsqueda más relevantes, ayudarte a conectar con personas o compartir contenido con otros usuarios de forma más fácil y rápida. Ya que eres usuario de nuestros servicios, queremos que entiendas cómo usamos la información y lo que puedes hacer para proteger tu privacidad.
La presente Política de privacidad describe:
·      Qué datos recogemos y los fines para los que llevamos a cabo su recogida
·      Cómo utilizamos esos datos
·      Las opciones que ofrecemos, incluyendo cómo acceder a los datos y actualizarlos.
Aunque hemos intentado proporcionar una descripción lo más sencilla posible, si no estás familiarizado con términos clave tales como «cookies», «dirección IP», «contadores de visitas» y «navegador», consulta esta página para informarte de su significado antes de continuar. Tu privacidad es importante para Google, por lo que con independencia de que seas un usuario nuevo o un usuario avanzado, te recomendamos que leas nuestra política y te pongas en contacto con nosotros si tienes cualquier duda.

Datos recogidos por Google

Recopilamos información para ofrecer mejores servicios a todos nuestros usuarios: desde determinar información básica, como el idioma que hablas, hasta datos más complejos, como los anuncios que te resultarán más útileslas personas que más te interesan online o los vídeos de YouTube que pueden gustarte.
Recogemos información de las siguientes formas:
·      Información que nos proporcionas. Por ejemplo, muchos de nuestros servicios requieren que te registres para obtener una cuenta de Google. En ese caso, te pediremos información personal, como tu nombre, tu dirección de correo electrónico, tu número de teléfono o tu tarjeta de créditoque almacenaremos con tu cuenta. Si quieres aprovechar al máximo las funciones para compartir que ofrecemos, también podemos pedirte que crees un perfil de Google visible públicamente que puede incluir tu nombre y tu foto.
·      Información que obtenemos del uso que haces de nuestros servicios. Recogemos informaciónsobre los servicios que utilizas y la forma en la que los usas (por ejemplo, cuando ves un vídeo en YouTube, visitas un sitio web que utiliza nuestros servicios de publicidad o ves nuestros anuncios y nuestro contenido e interactúas con ellos. Entre la información obtenida de esta forma, se incluyen los siguientes datos:
Recopilamos información específica del dispositivo (como tu modelo de hardware, la versión de tu sistema operativo, identificadores de dispositivo únicos e información de la red móvil, incluido el número de teléfono). Google podrá asociar los identificadores de tu dispositivo o tu número de teléfono a tu cuenta de Google.
·      Datos de registro
Cada vez que utilizas nuestros servicios o consultas nuestro contenido, obtenemos y almacenamos determinada información en los registros del servidor de forma automática. Estos datos incluyen:
·      información detallada sobre cómo utilizas nuestro servicio (por ejemplo, tus consultas de búsqueda),
·      datos telefónicos como, por ejemplo, tu número de teléfono, el número de la persona que realiza la llamada, los números de desvío, la hora y fecha de las llamadas, la duración de las llamadas, información sobre el enrutamiento de mensajes SMS y tipos de llamadas,
·      la dirección IP,
·      información relativa a tu dispositivo como, por ejemplo, fallos, actividad del sistema, ajustes del hardware, tipo de navegador, idioma del navegador, fecha y hora de tu solicitud y URL de referencia,
·      cookies, que permitirán identificar tu navegador o tu cuenta de Google.
·      Datos sobre tu ubicación física
Cuando utilizas los servicios de Google, podemos recopilar y procesar información sobre tu ubicación real. Empleamos diferentes tecnologías para determinar la ubicación, como la identificación de la dirección IP, el sistema GPS y el uso de otros sensores que pueden proporcionar a Google, por ejemplo, información sobre dispositivos cercanos, puntos de acceso Wi-Fi y antenas de telefonía móvil.
·      Números exclusivos de aplicación
Algunos servicios incluyen un número exclusivo de aplicación. Este número y la información sobre la instalación (por ejemplo, el tipo de sistema operativo o el número de versión de la aplicación) se pueden enviar a Google al instalar o desinstalar este servicio o cuando el servicio establece contacto con los servidores de forma periódica para, por ejemplo, buscar actualizaciones automáticas.
·      Almacenamiento local
Podemos recopilar y almacenar información (incluida información personal) de forma local en tu dispositivo utilizando mecanismos como, por ejemplo, el almacenamiento web del navegador (incluido HTML 5) y las memorias caché de datos de aplicaciones.
·      Cookies y tecnologías similares
Tanto Google como nuestros partners utilizamos diferentes tecnologías para recoger y almacenar información cuando accedes a un servicio de Google, incluido el uso de cookies o tecnologías similares para identificar tu navegador o tu dispositivo. También utilizamos estas tecnologías para recoger y almacenar información cuando interactúas con servicios que ofrecemos a nuestros partners como, por ejemplo, servicios publicitarios o funciones de Google que pueden aparecer en otros sitios. Nuestro producto Google Analytics permite a las empresas y a los propietarios de sitios analizar el tráfico a sus sitios web y aplicaciones. Si se utiliza junto con nuestros servicios de publicidad, como los que utilizan la cookie de DoubleClick, el cliente de Google Analytics o Google vinculan la información de Googl
La información que recogemos cuando inicias sesión en Google, además de los datos que obtenemos sobre ti a través de nuestros partners, se puede asociar a tu cuenta de Google. Cuando la información se asocia a tu cuenta de Google, la tratamos como información personal. Para obtener más información sobre cómo puedes administrar o eliminar los datos asociados a tu cuenta de Google, además de acceder a ellos, consulta la sección Transparencia y elección de esta política.

Cómo utilizamos los datos recogidos

Utilizamos la información que recogemos de todos nuestros servicios para proporcionarlosmantenerlosprotegerlos y mejorarlos, para desarrollar otros nuevos y para proteger a Google y a nuestros usuarios. También utilizamos estos datos para ofrecerte contenido personalizado como, por ejemplo, resultados de búsqueda y anuncios más relevantes.
Podremos usar el nombre que proporciones para tu perfil de Google en todos aquellos servicios para cuya utilización sea necesario disponer de una cuenta de Google. Asimismo, podremos sustituir los nombres que hayas asociado con anterioridad a tu cuenta de Google de modo que se te identifique de forma coherente en todos nuestros servicios. Si otros usuarios ya tienen tu dirección de correo electrónico o los datos que sirvan para identificarte, podremos mostrarles los datos de tu perfil público de Google, como, por ejemplo, tu nombre y fotografía.
Si tienes una cuenta de Google, podemos mostrar tu nombre de perfil, la foto del perfil y las acciones que realices en Google o en aplicaciones de terceros conectadas a tu cuenta de Google (como hacer +1, escribir reseñas y publicar comentarios) en nuestros servicios, incluida la aparición en anuncios y en otros contextos comerciales. Respetaremos las opciones que elijas para limitar lo que quieras compartir o la configuración de visibilidad en tu cuenta de Google.
Cuando te pones en contacto con Google, guardamos un registro de tu comunicación para poder resolver más fácilmente cualquier incidencia que se haya producido. Podremos utilizar tu dirección de correo electrónico para enviarte información acerca de nuestros servicios, incluyendo información sobre próximos cambios o mejoras.
Utilizamos la información que recogemos de cookies y otras tecnologías, como las etiquetas de píxeles, para mejorar tu experiencia de usuario y la calidad general de nuestros servicios. Uno de los productos que utilizamos para llevar a cabo esta actividad con nuestros propios servicios es Google Analytics. Por ejemplo, al guardar tus preferencias de idioma, podremos mostrar nuestros servicios en el idioma que prefieras. Al mostrarte anuncios personalizados, no asociaremos identificadores de cookies ni de ninguna tecnología similar a categorías sensibles de datos como, por ejemplo, las que hacen referencia a la raza, a la religión, a la orientación sexual o a la salud.
Nuestros sistemas automatizados analizan tu contenido (incluidos los correos electrónicos) para ofrecerte funciones de productos que sean relevantes para ti, como resultados de búsqueda y anuncios personalizados, así como detección de software malicioso y spam.
Te pediremos tu consentimiento antes de utilizar tus datos para cualquier fin distinto de los establecidos en la presente Política de privacidad.
Google lleva a cabo el tratamiento de los datos personales en sus servidores, que están ubicados en distintos países del mundo. Podremos llevar a cabo el tratamiento de tus datos personales en un servidor que no esté ubicado en tu país de residencia.

Transparencia y elección

A los usuarios les preocupan diferentes aspectos de su privacidad. Nuestro objetivo es informarte claramente acerca de los datos que recogemos, de modo que puedas tomar decisiones adecuadas en lo que respecta a su utilización. Por ejemplo, podrás:
·      revisar y actualizar los controles de tu actividad en Google para decidir los tipos de datos (como los vídeos que has visto en YouTube o las búsquedas que has realizado) que quieres que se guarden en tu cuenta al utilizar los servicios de Google. Estos controles también te permiten controlar la actividad que quieres que se almacene en una cookie o en una tecnología similar de tu dispositivo cuando utilices nuestros servicios sin haber iniciado sesión en tu cuenta,
·      usar el panel de control de Google para consultar y controlar determinadas categorías de datos vinculadas a tu cuenta de Google,
·      ver y cambiar tus preferencias sobre los anuncios de Google que se muestran en Google y en la Web, como las categorías que podrían interesarte, con Configuración de anuncios. También puedes acceder a la página para inhabilitar determinados servicios de publicidad de Google.
·      modificar cómo se muestra a otros usuarios el perfil asociado a tu cuenta de Google,
·      controlar con quién compartes información a través de tu cuenta de Google,
·      obtener información asociada a tu cuenta de Google de muchos de nuestros servicios.
·      decidir si quieres que el nombre y la foto de tu perfil se muestren en las recomendaciones compartidas que aparecen en los anuncios.
También puedes configurar tu navegador para que bloquee todas las cookies, incluidas las cookies asociadas a nuestros servicios, o para saber cuándo establece Google una cookie. Sin embargo, debes tener en cuenta que muchos de nuestros servicios pueden no funcionar correctamente si las cookies no están habilitadas. Por ejemplo, es posible que no recordemos las preferencias de idioma.

Datos compartidos por ti

Muchos de nuestros servicios te permiten compartir información con otros usuarios. Recuerda que, cuando compartes información públicamente, esta puede ser indexada por motores de búsqueda, incluido Google. Nuestros servicios te proporcionan diferentes opciones sobre cómo compartir y eliminar tu contenido.

Cómo acceder a tus datos personales y actualizarlos

Siempre que utilizas nuestros servicios, nuestro objetivo consiste en proporcionarte acceso a tu información personal. Si esa información no es correcta, nos esforzamos para proporcionarte formas de eliminarla o actualizarla rápidamente, a menos que tengamos que mantener esa información por motivos legales o empresariales legítimos.
Al prestar nuestros servicios, protegeremos tus datos procurando que no puedan ser eliminados de forma accidental o intencionada. Por este motivo, aunque elimines tus datos de nuestros servicios, es posible que no destruyamos de inmediato las copias residuales almacenadas en nuestros servidores activos ni los datos almacenados en nuestros sistemas de seguridad.

Qué datos personales compartimos

No compartimos información personal con empresas, organizaciones ni particulares que no tengan relación con Google, a menos que se dé alguna de las siguientes circunstancias:
·      Consentimiento
Compartiremos tus datos personales con empresas, organizaciones o personas físicas ajenas a Google cuando nos hayas dado tu consentimiento para hacerlo. Tu consentimiento será necesario para compartir datos personales especialmente protegidos.
·      Administradores de dominio
Si tu cuenta de Google es gestionada por un administrador del dominio (por ejemplo, en el caso de los usuarios de G Suite), dicho administrador de tu dominio y los terceros que presten asistencia a los usuarios de tu organización tendrán acceso a los datos de tu cuenta de Google (incluyendo tu dirección de correo electrónico y otros datos). El administrador de tu dominio podrá:
·      visualizar datos estadísticos acerca de tu cuenta como, por ejemplo, en relación con las
aplicaciones que has instalado,
·      cambiar la contraseña de tu cuenta,
·      suspender o cancelar el acceso a tu cuenta,
·      acceder a datos almacenados en relación con tu cuenta o conservar dichos datos,
·      obtener información de tu cuenta para cumplir cualquier requisito previsto en la legislación o normativa aplicables o para atender cualquier requerimiento de un órgano administrativo o judicial,
·      limitar tu capacidad para eliminar o editar los datos o los ajustes de privacidad.
Consulta la política de privacidad del administrador de tu dominio para obtener información más detallada.
·      Tratamiento externo
Proporcionamos información personal a nuestros afiliados o a otras personas o empresas de confianza para que lleven a cabo su procesamiento por parte de Google, siguiendo nuestras instrucciones y de conformidad con nuestra Política de privacidad, y adoptando otras medidas de seguridad y confidencialidad adecuadas.
·      Motivos legales
Compartiremos tus datos personales con empresas, organizaciones o personas físicas ajenas a Google si consideramos de buena fe que existe una necesidad razonable de acceder a dichos datos o utilizarlos, conservarlos o revelarlos para:
·      cumplir con cualquier legislación o normativa aplicables, o atender requerimientos legales o solicitudes gubernamentales,
·      cumplir lo previsto en las Condiciones de servicio vigentes, incluida la investigación de posibles infracciones,
·      detectar o impedir cualquier fraude o incidencia técnica o de seguridad o hacerles frente de otro modo,
·      proteger los derechos, los bienes o la seguridad de Google, de nuestros usuarios o del público en general en la medida exigida o permitida por la legislación aplicable.
Podemos compartir información de carácter no personal de forma pública y con nuestros partners, entre los que se incluyen editores, anunciantes y sitios web relacionados. Por ejemplo, podemos compartir información públicamente para mostrar tendencias sobre el uso general de nuestros servicios.
Si Google participa en una fusión, adquisición o venta de activos, nos aseguraremos de mantener la confidencialidad de los datos personales e informaremos a los usuarios afectados antes de que sus datos personales sean transferidos o pasen a estar sujetos a una política de privacidad diferente.

Seguridad de los datos

Nos esforzamos por proteger a Google y a nuestros usuarios frente a cualquier modificación, divulgación o destrucción no autorizada de los datos que conservamos o frente al acceso no autorizado a los mismos. En particular:
·      Encriptamos muchos de nuestros servicios mediante el protocolo SSL.
·      Ofrecemos la posibilidad de configurar la verificación en dos pasos para acceder a las cuentas de Google, así como una función de navegación segura en Google Chrome.
·      Revisamos nuestra política en materia de recogida, alma
cenamiento y tratamiento de datos, incluyendo las medidas de seguridad físicas, para impedir el acceso no autorizado a nuestros sistemas.
·      Limitamos el acceso de los contratistas, los agentes y los empleados de Google a la información personal que deben procesar para Google y nos aseguramos de que cumplan las estrictas obligaciones de confidencialidad contractuales y de que estén sujetos a las condiciones disciplinarias pertinentes o al despido si no cumplen dichas obligaciones.

Cuándo se aplica esta Política de privacidad

Nuestra Política de privacidad se aplica a todos los servicios ofrecidos por Google LLC y sus filiales, incluidos YouTube, los servicios que Google proporciona en dispositivos Android y los servicios ofrecidos en otros sitios web (como, por ejemplo, nuestros servicios publicitarios), pero excluye aquellos servicios que están sujetos a políticas de privacidad independientes que no incorporan la presente Política de privacidad.
Nuestra Política de privacidad no se aplica a los servicios suministrados por otras empresas o personas físicas, incluyendo los productos o sitios que puedan mostrarse en los resultados de búsqueda y los sitios que puedan incluir servicios de Google o a los que se acceda desde dichos servicios. Nuestra Política de privacidad no regula las actividades de tratamiento de datos de otras empresas y organizaciones que anuncien nuestros servicios y puedan emplear cookies, contadores de visitas y otras tecnologías para publicar y ofrecer anuncios relevantes.

Cumplimiento y colaboración con las autoridades

En Google verificamos el cumplimiento de nuestra política de privacidad de forma regular. También cumplimos varios marcos de autorregulación, incluidos EU-US Privacy Shield Framework y Swiss-US Privacy Shield Framework. Cuando recibimos reclamaciones formales por escrito, nos ponemos en contacto con la persona que ha realizado la reclamación para llevar a cabo un seguimiento. Asimismo, trabajamos con las autoridades reguladoras competentes, incluidas autoridades locales de protección de datos, para resolver cualquier reclamación relacionada con la transferencia de datos de carácter personal que no hayamos podido solucionar directamente con los usuarios.

Modificaciones

Nuestra Política de privacidad se podrá modificar en cualquier momento. No limitaremos los derechos que te corresponden con arreglo a la presente Política de privacidad sin tu expreso consentimiento. Publicaremos todas las modificaciones de la presente Política de privacidad en esta página y, si son significativas, efectuaremos una notificación más destacada (por ejemplo, te enviaremos una notificación por correo electrónico si la modificación afecta a determinados servicios). Además, archivaremos las versiones anteriores de la presente Política de privacidad para que puedas consultarlas.

Políticas relacionadas con productos específicos

La siguiente información describe las políticas de privacidad específicamente relacionadas con determinados productos y servicios de Google que puedes utilizar.
·      Chrome y Chrome OS
·      Google Play Libros
·      Payments
·      Fiber
·      Project Fi
·      G Suite for Education
·      YouTube Kids
Para obtener más información sobre algunos de nuestros servicios más populares, puedes consultar la Guía sobre privacidad en los productos de Google.

Otro material útil relacionado con la seguridad y la privacidad

Para encontrar más material útil relacionado con la privacidad y la seguridad, puedes consultar las páginas de políticas y principios de Google, incluidos los siguientes recursos:
·      Información sobre nuestras tecnologías y principios, que incluye, entre otras cosas, más información sobre lo siguiente:
·      las tecnologías que utilizamos para la publicidad,
·      Una página en la que se explican los datos que se comparten con Google cuando accedes a sitios web que utilizan nuestra publicidad, analíticas y productos sociales.
·      La herramienta Comprobación de privacidad, que te permite consultar fácilmente tu configuración de privacidad básica
·      El Centro de seguridad de Google, en el que se proporciona información sobre cómo mantenerse seguro y protegido online.


Pulsión Literaria

La importancia de una buena corrección antes de publicar

Muchas veces llegan a mis manos obras ya publicadas de autores o autoras de los que no he leído nada y cuya  trayectoria desconozco, pidiénd...